El entorno

 

Ensenada de Bueu, puerto pesquero

Ensenada de Bueu, puerto pesquero

Ría de Pontevedra, vistas de Loira

Ría de Pontevedra, vistas de Loira

La Península del Morrazo es una península montañosa, salpicada por docenas de valles, oteros y ensenadas que albergan una elevada densidad de población, que se situa entre las cinco más altas de Galicia. El punto más alto de la península es la meseta de A Chan da Carqueixa (636 metros), en el Monte Faro (Domaio).

 

 

Montañas al sur de Pontevedra

Montañas al sur de Pontevedra

Los miradores de Cotorredondo, Monte do Faro, A Fraga, Agudelo, A Paralaia, A Magdalena, O Balcón do Rei, Varalonga, Liboreiro o Ermelo ofrecen amplias panorámicas de su bellísimo paisaje donde se conjugan en armonía el monte y el mar, a lo largo de todo el recorrido desde la Ría de Pontevedra a la de Vigo.

 

 

Playas

Las mejores playas del entorno con arenas blancas y aguas cristalinas. A unos 80 metros de distancia tenemos la playa de La Banda del Río y una vez pasado el puerto, nos encontramos con las de Pescadoira y Petis. En dirección a Marín tenemos, a 1 km la playa de Loureiro, a 1,3 km la de Agrelo y a 1,8 km de distancia la de Portomaior.

Limitando con el Ayuntamiento de Marín nos encontramos con una de las playas de arena fina, la de Lapamán, que ofrece unos fondos mixtos de arena y roca en donde se pueden observar pescados y mariscos en su entorno natural.

En el entorno de la península del Morrazo, aún resguardadas por el litoral, nos encontramos con playas más abiertas y rocosas, con una naturaleza más salvaje: Mourisca, Tuia, Ancoradoiro, Areas de Bon y Lagos.

 

Montaña

En el entorno más cercano nos encontramos rutas de senderismo que nos permiten disfrutar de los montes de los alrededores, siempre transcurriendo por zonas de abundante vegetación o con amplias vistas a la fachada marítima del entorno de la Ría de Pontevedra y de la Ría de Vigo.

Además, en un radio de acción relativamente próximo también encontramos zonas montañosas ideales para la práctica del senderismo, la bicicleta de montaña, la escalada y en sus ríos el kayak de aguas bravas, nos referimos en concreto al norte de Portugal (Castro Laboreiro, entrada de la Serra da Peneda). Apenas a una hora de distancia encontramos una dimensión diferente para la práctica de estos deportes, además de tener a nuestro alcance una afamada gastronomía (“frango no churrasco” o “bacalhau a broa”).